¡Gracias por subscribirte a nuestro newsletter!

Recibirás un correo confirmando 
tu subscripción a nuestro blog. Prepárate 
para recibir el mejor contenido, consejos y herramientas para mejorar y automatizar tus estrategias de marketing, ventas y servicio al cliente.

Continua navegando
Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo el mejor contenido, consejos y herramientas para mejorar y automatizar tus estrategias de marketing, ventas y servicio al cliente. ¡Suscríbete ahora!

Entrevistas — 6 min de lectura

Truora en Latam Tech Heroes: entrevista a Margarita Gómez

Por Francisco Morales

Publicado el 23/11/2021

Recientemente, tuvimos la oportunidad de conversar en Latam Tech Heroes con Margarita Gómez, ingeniera de software en Truora, una reconocida startup colombiana que lucha contra el fraude. Hablamos sobre:

  • Cómo se inició en el mundo de la programación
  • La evolución de su carrera
  • Tips para jóvenes que desean trabajar en tecnología

Esta entrevista fue editada en cuanto extensión, contexto y claridad. El presidente de treble.ai, Felipe Otalora, mantuvo esta conversación.

Una conversación con Margarita Gómez, ingeniera de software en Truora

Felipe Otalora

Margarita, muchas gracias por el espacio y el tiempo que nos estás brindando. Me gustaría empezar preguntándote acerca de ti: cuéntanos quién eres y qué haces en Truora.

Margarita Gómez

Muchas gracias a ti por la invitación, Felipe.

Me gradué de ingeniería de Sistemas de la Universidad de los Andes y en este momento trabajo como ingeniera de software en Truora. Llevo allí casi tres años y llegué ahí porque conocía a Daniel Bilbao de un trabajo anterior y me invitó a aplicar.

Me enamoré de Truora y acá sigo. Lo que hacemos es crear soluciones contra el fraude que ayudan a preservar la identidad digital de las personas.

F. Otalora: Genial, Margarita. Hablemos de tu historia profesional, ¿qué te motivó a estudiar ingeniería de sistemas?

Cuando estaba en el colegio quería estudiar matemáticas, pero mi papá no quería que fuera profesora de matemáticas. Que es lo único que los papás piensan que se puede hacer.

Entonces miré varias ingenierías y ninguna me gustaba, pero como a los 15 años me decidí por sistemas porque tenía muchas clases de matemática y lógica. A mí me gustaban mucho.

¿Tuviste alguna influencia o solo fue amor a las matemáticas?

Fue puro amor a las matemáticas.

No conocía a nadie que haya estudiado ingeniería. Mis papás son médicos y querían que estudiara medicina. Por otra parte, en el colegio empecé a escuchar que trabajar en Google era muy divertido.

Entonces me llamó mucho la atención. Pero estoy muy convencida de que mi yo de 17 años no tenía ni idea de en qué se estaba metiendo y no fue sino hasta casi graduarme que en verdad entendí el lujo que había tenido al estudiar sistemas.

Tomé tal vez la mejor decisión de mi vida sin darme cuenta.

¿Recuerdas qué fue lo primero de la programación que te gustó?

Tenía un profesor en APO 1 llamado Álvaro Gómez que hacía ejemplos con pokémons. Entonces me acuerdo que era un programa para escoger al personaje y realizar lo básico. Me gustaba mucho que hacía que fueran mucho más entretenidas las clases usando ejemplos.

Entonces siempre trato de que en mi código o mis proyectos tengan algo chévere. Algún easter-egg. Eso me hace disfrutar programar.

¿Entonces tienes algún easter-egg dentro del código de Truora?

En los test unitarios siempre trato de poner nombres chistosos como: “Susana Horia”. (Risas) Pero eso era antes.

Eso demuestra que te diviertes en tu trabajo, ¿qué otras cosas disfrutas?

Lo que más disfruto son las personas y el propósito hacia el trabajo que hay en Truora. Es una empresa latinoamericana, sobre todo caleña, que no solo busca solucionar problemas y ser un producto de Latinoamérica para Latinoamérica, sino fomentar y crear talento.

En Truora nadie necesita un título para entrar. Lo único en lo que creemos es en el talento y las ganas de aprender.

Casi todos los ingenieros que estamos en Truora tenemos menos de 25 años, pero se nos confían grandes responsabilidades.

Sentirnos tan empoderados hace que el trabajo tenga mucho propósito y nos lo disfrutemos muchísimo. También el hecho de no ser ingenieros que solo resuelven tickets. Cada semana estamos pensando hacia dónde vamos, qué problema estamos solucionando y cuál es el producto que queremos hacer.

En ese sentido, ¿cuál es el reto que más te ha gustado solucionar en términos de desarrollo?

En la universidad hice cosas muchísimo más complejas, desde lo matemático, aunque en el trabajo las arquitecturas que a uno le toca hacer son más complicadas.

Algo que me gustó mucho fue trabajar en un servicio muy importante del producto principal de Truora: TruChecks. Que es para hacer validación de antecedentes con el número de la cédula.

Entonces, cuando tú haces un check, despiertas muchas bases de datos de gobierno y cada una responde cuando quiere y de manera distinta. Así que un servicio trae toda esta información, la analiza y eventualmente decide si esa información va a tener un score mayor o menor.

Por ejemplo, cuando una licencia de conducción está vencida, ciertos clientes no pueden dejar avanzar a la persona. Todas estas decisiones las toma el Agregator. Apenas yo entré a Truora se empezó a construir toda esa arquitectura y me gustó mucho verlo crecer.

Ahora bien, ¿cuál ha sido la feature en la que más genial te ha parecido trabajar?

Diría que lo que estamos haciendo ahorita, que tiene que ver con precisamente con WhatsApp, con lo que hace treble.

Nosotros tenemos producto llamado Digital Identity, que es para permitir a las empresas hacer una serie de validaciones de documento o de rostro y pues asegurar que sean la misma persona. Vimos la posibilidad que representaba WhatsApp y pensamos cómo hacer esto desde este canal e incluirlo en nuestro flujo de validaciones.

En términos de la infraestructura necesaria para soportar el servicio. ¿Cómo funciona el stack de Truora y que tecnologías están utilizando?

Nuestro stack muy orgullosamente lo tenemos todo en Go. Personalmente adoro este lenguaje, me encanta lo fácil y legible que es.

Toda la infraestructura la tenemos montada sobre AWS. Utilizamos todos los servicios que quieras de Amazon y el front lo tenemos en JavaScript, en Vue JS 2.

También tenemos algunas cosas en Python que no pudimos tenerlas en Go.

¿Cómo se ve un workflow normal de tu día de trabajo?

En un día de trabajo normal yo tengo tickets que debo resolver. Eso es lo que yo hago, entre comillas.

Pero para que todo ese ticket llegue a ocurrir y el ticket realmente tenga un propósito, cada vez que queremos sacar un producto nuevo, una feature nueva, hacemos una product proposal. Para saber: qué queremos resolver y cómo lo queremos resolver y por qué.

Primero todo gira alrededor de problemas que queremos resolver y si eso está planeado, entonces podemos discutir lo que necesitaría para llevarlo a cabo. Luego se sacan los tickets, que es lo que día a día uno hace. Pero lo más importante no son los tickets, sino cómo resolver el problema con programación

¿Qué consejo le darías a esas personas que quieren trabajar en Google, Truora o Treble y piensan que desarrollar es muy difícil?

Mi consejo es que aprendan sin mente, sin cabeza y sin casco. No hay nada a lo que uno debe tenerle miedo, como que absolutamente todo el mundo puede aprender a programar.

Además, creo firmemente que la tecnología es lo que más va a ayudar a este país y que hagamos producto y que haya personas acá completamente dedicadas a solucionar problemas de Latinoamérica mediante empresas de la región.

¿Cómo crees que todo se puede aumentar el número de mujeres desarrolladores en Colombia?

Cuando entré a la universidad no sabía que sistemas era una carrera de hombres. Fue una sorpresa muy grande para mí pues estudié en un colegio femenino. Entonces venía en un contexto donde no hay esta distinción de que a los hombres les va mejor en matemáticas, o algo así.

En verdad es que sí cuesta mucho y creo que mucha gente ignora lo difícil que es trabajar en un ambiente donde hay únicamente hombres y en general que no esté equilibrado.

Para fomentarlo me gustaría mucho que hubiera más referencias de mujeres en tecnología.

Me encantaría que fuera la norma, porque así a uno se asusta mucho menos porque no dice como: “de pronto yo no debería estar acá porque no he visto a nadie más hacerlo”. También creo que los colegios deberían impulsar mucho más de esta carrera. Me gustaría pensar que ahorita lo hacen.

Margarita, te agradecemos demasiado de nuevo. Fue genial haberte escuchado y también que nos hayas contado de ti y tu experiencia.

Mil gracias, mil gracias por invitarme. Muy feliz de estar acá.

HubSpot WhatsApp Integration

Más lecturas que te pueden interesar:

0

Periodista apasionado en crear contenidos y contar historias. Aprendiz constante de marketing digital. Experto acumulador de libros.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo el mejor contenido, consejos y herramientas para mejorar y automatizar tus estrategias de marketing, ventas y servicio al cliente. ¡Suscríbete ahora!